viernes, 15 de febrero de 2019

Un SAN VALENTÍN especial






UN “SAN VALENTÍN” ESPECIAL
“Hoy ella me ha preguntado: ¿por qué nos queremos tanto?”
¡Felicidades! mi vida, muchas felicidades.
Hoy es día 14 de febrero, hoy es día de regalos y de flores, de libros y de besos apasionados, de firmes deseos mutuos y de ensoñaciones compartidas.
Hoy, dicen, es el día del amor, la feliz fecha de los corazones ensartados por indoloras saetas de colores.
Y para mi, hoy es el primer día de los enamorados en el que puedo suspirar al aire realmente, brindar con mano certera por el amor de mi vida.
Abre bien esos ojos azules y mira a tu alrededor como lo haría el mar, y dime ¿que es lo que ves? Mira bien, cielo, con especial detenimiento ¿no ves una luz diferente en tu habitación? ¿no notas una presencia ajena pero confortable, un pálpito especial al que prestar tu oído atento, que no respeta sin embargo la quietud existente en el recinto y que te asalta y te envuelve en su extraña magia de colores?
Sí, eso es, ahora puedes entenderlo, es un lento crepitar, sonoro y regular, es el latido de mi corazón enamorado que hoy ha viajado hasta ti, muy especialmente.
Hoy quiero decirte con especial detenimiento...TE AMO.
En este día y a esta hora, quiero detener el rápido transcurrir de la sangre en mi corazón para poder escuchar con total exactitud, lo que éste de manera verdadera me quiere transmitir.
Él me habla alto, me muestra claramente la musicalidad de las dos palabras que quiero susurrarte al oído y que queman en la boca, pues sin duda alguna tú eres su única y genuina receptora...TE AMO.
Fue abrir hoy los ojos y tener la sensación de no haberme despertado aún de lo que fue mi solitaria noche, de no haber transcendido todavía de ese sueño maravilloso y recurrente a la vigilia del despertar, pues sigo sintiendo que tú eres mi nocturno amor y mi amante eterno, que ahora vivimos juntos y que nos amamos apasionadamente, que te abrazo fuerte, que ahora logro encontrarte siempre a mi lado cuando te busco.
Giro la cabeza rozando la almohada. Ahora no te veo aunque sé que estás ahí, a un palmo de mi cuerpo, entonces abro la boca y sacudo la lentitud de mi lengua después del sueño, pronunció en alto las dos palabras que hoy especialmente llenan mi boca de miel y limón...
TE AMO.
En este preciso día, en este mismo momento, el corazón se me salta del pecho a zambombazos por estar pensando en ti. Es justo cuando se me retiene la respiración al repasar tus palabras escritas en el aire, esas que me hablan de un profundo amor y de un ardiente deseo. Es ahora y no luego, cuando acuden a mi mente unas cuántas letras agrupadas convenientemente en dos solitarias palabras que tanto deseo expresarte,
TE AMO...
Por tanto y tanto cómo me das, por tanto y tanto como me regalas, en un día tan particularmente especial como lo es hoy para tantas y tantas personas, en uno más de los numerosos días en los que le doy gracias eternas a quien corresponda por poder estar viviendo este amago de cielo terrenal que me entusiasma, en unos instantes de intensa y velada emoción como ahora me ocupa y de un amor infinito por la que es mi niña y mi gozo, cuando tengo aún los ojos humedecidos por tu cercano recuerdo y por la desconocida dicha de saberte mía y de reconocerme tuyo, en este día tan soleado de una mañana de este febrero especial, solo acertaré a expresar con las letras que este corazón mío, henchido de felicidad y de dicha, me obliga a regalar al exterior en bocanadas de alma y carne que se me escapan. Dos escasas y solitarias palabras que acaban de regresar a mi después de tanto tiempo,
TE AMO...

martes, 24 de abril de 2018

LOS AMANTES INFINITOS


Fragmento del libro 

             
...   Mientras Jacobo hablaba con ellos, su mirada recayó casualmente en las tres jóvenes damas que departían alegremente a pocos metros de dónde él se encontraba. Eran jóvenes y guapas, dos de ellas resultaban atractivas a simple vista, pero la tercera, le produjo una sensación harto incómoda y desconocida en el estómago.
No alcanzaba a verla por completo, ésta se hallaba con el cuerpo parcialmente vuelto en dirección a la entrada y, sin embargo, el perfil que mostraba a la luz de las arañas del techo, consiguió captar su atención durante largo rato, atrayéndole poderosamente.
Durante unos instantes mantuvo una feroz lucha interna, entre mantenerse consciente y atento a la conversación en la que participaba y, por otro lado, sentirse incapaz de evitar lanzar continuas miradas a la joven de la cautivadora sonrisa. Ahora que ella se había vuelto y le ofrecía el frente, supo que ya no podría retirar la mirada de ella por más tiempo.
En uno de esos momentos, mientras miraba con insistencia a la muchacha, volvió ésta de suerte la cabeza en dirección suya, cruzando su mirada con la de él. Al gesto instintivo de Jacobo de levantar la copa en forma de saludo, le siguió un respingo del cuerpo de ella que volvió bruscamente la cabeza y continuó charlando con sus amigas disimulando su embarazosa reacción, como si nada hubiera visto.
En los siguientes instantes se produjo un intercambio de miradas rápidas y huidizas, que provocaron en él, un irrefrenable deseo por conocer a la bella muchacha que devolvía fuego por los ojos. El corazón de Jacobo se aceleraba por momentos, los latidos cabalgaban en su pecho creciendo en intensidad a medida que transcurría la noche. En un descuido de sus fieles acompañantes, no pudo aguantarlo más y se giró en dirección a Mario, en voz baja y aparentando una indiferencia que realmente no sentía preguntó:
― ¿Quién es esa joven que anda ensimismada en la conversación con sus amigas? Y señaló con la mirada a la muchacha de la brasa encendida en los ojos.
—Laura Alba, querido, el motivo y causa principal de esta fiesta. Es la protagonista de la puesta de largo e hija de Cristóbal Alba, uno de los “grandes” amigos de tus padres.
 Mario había empleado su habitual cinismo en la respuesta, pues conocía de sobra que la familia de Jacobo y la de Laura, eran enemigas irreconciliables.
—Es una belleza ¿no te parece? no me extraña que haya atraído tanto tu atención.




― Es muy bella lo admito, pero nos quedamos solo ahí, nada más. No inventes intenciones ni falsos argumentos, que te conozco.
―Ya, pues Salamanca entera no se queda ahí, te lo aseguro. Si observas durante unos instantes al grupo en el que se encuentra ella, caerás en la cuenta del desfile continuo de pazguatos y pusilánimes pretendientes, requiriendo una migaja de atención por su parte. Sólo pueden aspirar a eso, pues también es sobradamente conocido en la ciudad, el habitual rechazo por su parte al que conduce cualquier pretensión en ese sentido.
―Ya veo, es una rompecorazones sin sentimientos, que cumple la misma labor en el amor que la de su padre en los negocios.
―Observo amigo mío, que además del físico o la inteligencia, hay otras muchas cosas que los seres humanos heredan de los progenitores, los enemigos.
―No hace falta que te explique lo que le ha supuesto a mi familia la soberbia y la maldad de Cristóbal Alba y sus amigos empresarios. No puedo por menos que mantener viva mi ira hacia estos personajes, y no olvidar jamás ni un solo detalle de lo acaecido.
―Pues harías bien en aflojar un poco la cuerda del rencor si quieres intimar algo con la hija de Cristóbal.
― ¿Intimar? ¿Por qué crees que me interesa relacionarme con la hija de Cristóbal Alba, si ni siquiera la conozco ni siento aliciente alguno en hacerlo?
―Por las miradas tan embobadas que llevas lanzando desde que has caído en la cuenta de su presencia, y que, por otra parte, has sido completamente incapaz de disimular. Yo diría sin temor a equivocarme que pretendes que crea una cosa que es justamente la contraria. Si tuvieras un espejo delante de tu cara, sabrías de qué estoy hablando -Mario soltó una gran carcajada por su acertado comentario.
― ¿Tanto se me nota? -confesó finalmente Jacobo, ante la perspicacia mostrada por su amigo.
―Mucho, mi querido Jacobo. Mucho. Harías bien en apagar el rictus encendido de tu rostro, si no quieres chamuscar las cortinas del salón.
Jacobo dio un largo trago a su copa y recuperó la compostura de inmediato. A pesar de mitigar en su rostro la primera impresión sufrida, su corazón se negaba a atemperar los latidos. Tenía que ser presentado a la joven y tenía que hablar con ella como fuera. Sin embargo, sus atentos acompañantes se empeñaron una vez tras otra, en presentarle a otros de los escasos amigos de sus padres que cruzaban por el salón contiguo, arrastrándole del brazo en dirección suya. Como si de un niño pequeño se tratara.
No podía decir que no, a pesar de que lo único en lo que estaba interesado en esos instantes, era en la bella mujer de blanco que le había impresionado el corazón tan profundamente.
Transcurrió bastante tiempo entre aquellos nuevos allegados, pero él ya no tenía otra idea en mente que el bello rostro de Laura. Lo buscaba afanosamente con la mirada en cada persona que aparecía por la entrada de la sala, más todo era en vano.

La fiesta iba llegando a su fin y ya no pudo aguantarse más. Con una disculpa inventada arrastró a su amigo fuera del grupo y comenzó la búsqueda desesperada de la muchacha. La encontró finalmente dónde le había dejado. Ahora se encontraba a solas con sus dos amigas, pero no estaba mirando en su dirección. Las piernas no respondieron a sus órdenes y se quedó clavado en la puerta de entrada. Transcurrió un minuto, dos, y Laura giró la cabeza como buscando algo o a alguien y sus miradas se encontraron nuevamente. El destello que adivinó en la mirada de la joven activó las piernas de Jacobo, que se pusieron en marcha.
Había decidido que ya era hora de conocer a la hija de Cristóbal Alba, la mujer que había hecho saltar su corazón en pedazos sin pretenderlo, y se dirigió ahora sí, decidido a su encuentro, sin apartar un solo instante sus ojos de los de la muchacha, que con un breve chispazo cargado de electricidad se cruzaron con los suyos...

                                                        Copyright©faustino cuadrado

viernes, 19 de enero de 2018

Nueva edición del libro EL ÚLTIMO HOGAR QUE NOS QUEDA







"EL ÚLTIMO HOGAR QUE NOS QUEDA".

Han pasado unos años desde la primera edición de este libro que fue mi primera obra publicada.

Como la editorial que lo publicó no lo hizo en ebook y solo lo puso a la venta en papel, he decidido "refrescarle" la cara y darle más lustre por dentro y por fuera.


Ahora lo presento con una nueva portada y una maquetación actualizada para esta SEGUNDA edición.

Disponible tanto en formato KINDLE como en PAPEL.

Un intenso "thriller" sobre la inmigración ilegal, la prostitución, el amor y la muerte.









Amazon "EL ÚLTIMO-HOGAR-QUE-NOS-QUEDA" de Faustino Cuadrado Valero




jueves, 11 de enero de 2018

EMPATÍA







EMPATÍA


Existe arraigada en unos pocos la facultad de recibir la vida de los demás y hacerlas un hueco en la suya.
Escuchar, haciendo propios los problemas y las tristezas ajenas, forma parte de lo cotidiano. Acompañarles en el sentimiento, mostrar paciencia y solidaridad con las confesiones personales de una existencia insatisfecha. Por los problemas que inciden en la vida personal del contrariado. Por los estados de ánimo que los maltratan y que terminan envolviendo al que les regaló su empatía.
Con esta disposición, los momentos duros de los otros son también de uno. Y se dedica el tiempo de reloj necesario y se les encuentra un hueco en el corazón donde madurar su cuidado.
La carga emocional se traspasa y se somatiza. Se intenta recomponer, para devolverla en las mejores condiciones. 
Saber que se puede hacer y se hace. Sin hacer caso de los estados de ánimo propios. Arrinconándolos. A costa de que las heridas del problema ajeno se sumen a las que ya se tienen en el alma.
Un asunto que lo acompaña: «la ausencia de reconocimiento y gratitud por compartir el sufrimiento que, en teoría, no correspondía».
Pero eso es algo que no impide continuar con la labor. Un día tras otro. Esculpiendo una sonrisa con cada requerimiento de atención y cuidado por parte de los penados.
A cambio, la tristeza que no traspasa el rostro, se queda. No se deja traslucir a los causantes para que se sientan defraudados.
Porque esa empatía no suele hallar correspondencia en los demás. Se hace normal no toparse después con receptor que muestre la misma disposición que él se encontró.
Así, al empático, le toca vadear los problemas ajenos y los propios. Esos últimos en soledad. Porque no encuentran acomodo en el corazón de nadie. Porque nunca se interesan por ellos.
Resulta duro comprobar la verdad de la afirmación.
Esa sensación nunca se pierde. Ni con el paso del tiempo, ni con la repetición de la realidad en la que se vive.
«Al cuidado de todos, en el cuidado de nadie.»
Siempre fuertes, siempre dispuestos.

En el punto de mira del egoísmo y de la desidia ajena. Guardianes del diario bienestar de muchos otros.

copyright©faustinocuadrado

miércoles, 25 de octubre de 2017

Cuarto libro: VOCES DE INTERIOR Y LO QUE LA PIEL RESPIRA




PRIMER ANIVERSARIO

Se cumple un año ya de la publicación de mi libro

"VOCES DE INTERIOR Y LO QUE LA PIEL RESPIRA"




"Jamás pensé que pudiera regalarme tantas alegrías en este periodo de tiempo. Pero lo ha hecho, y espero y confío que aún estén por venir muchas más."

Sinopsis:

VOCES DE INTERIOR es una llamada de mi mundo personal al mundo exterior. Es un desear compartir sensaciones y quereres, miedos y reflexiones que hemos tenido en algún momento, que nos han obligado a fijar nuestra posición al respecto y el compromiso con el mundo de fuera de nuestras fronteras personales.
VOCES DE INTERIOR es desnudar el alma, es desvestir los ropajes del amor, del deseo, de la ira, de la mayor de las tristezas o de la mejor de las alegrías. Son cantos y son susurros, son también palabras gruesas que salen desde muy dentro, para ilustrar momentos propios y otros ajenos.
VOCES DE INTERIOR son pensamientos y reflexiones sencillas, dentro de la magnificencia de la vida misma y de la existencia propia que participa en ella. Hay asuntos personales y asuntos de terceros que habitaron también en mí. Todos tratados bajo el prisma de la honradez interior y de la más absoluta de las sinceridades.
Hay algo que nos obliga a querer manifestar en voz alta lo que nuestro espíritu y nuestro corazón destila cada día. Para el ser humano conciliador con su yo interior, es de vital importancia compartir de puertas para afuera, aquello que no puede ni debe ser encerrado bajo la llave de la intimidad y del mundo privado y personal.
A veces, cuentas con almas preparadas y a tu lado, que sirven bien a esos propósitos. Escuchar con paciencia lo que necesitamos contar, emitir juicios sensatos al madurarlos, ofrecer gustosamente y con sencillez, sus oídos y sus palabras de apoyo o de crítica.
En otras ocasiones, te abruma esa obsesión por mostrar todo aquello que solo tú estás viendo. Y requieres un espacio más amplio y abierto que la cercanía y la complicidad de una sola persona, de un solo oyente que, aunque se emocione y se sienta identificado con aquello que llevas dentro, a ti te resulta insuficiente.
Ese es este caso, cuando la necesidad que se siente es mucho más universal, más generosa que la de acotar el destinatario del mensaje. Por eso se traslada al papel y se busca compartir todo esto con mis amigos, los seres humanos.

Muchos entenderán lo que aquí se dice, porque son asuntos y sentires que seguro han vivido.

                                                   (2016)© faustino cuadrado

viernes, 15 de septiembre de 2017

Reseña Literaria


"HISTORIA CÓMICA DEL ARTE"
 de Enrique Gallud Jardiel






Cuando nos decidimos a visitar algún museo o dedicamos parte de nuestras vacaciones a admirar iglesias y catedrales, pagodas y minaretes, cuadros y esculturas de todas las épocas, intentamos en la medida de lo posible, conocer al mismo tiempo que admiramos la obra, todo lo que rodea la creación del hombre que lo hizo y la cualidad y calidad de lo que estamos contemplando.
Queremos saber todo sobre el porqué de su existencia, las circunstancias históricas y sociales que rodearon su creación, la calidad de los materiales y la técnica empleada. Si el artista tuvo una inspiración o si llevaba tiempo planeando su creación.
Para saber todo eso, necesitamos de un cicerone especializado que nos guíe e ilustre, estudiarlo nosotros mismos antes de enfrentarnos a la creación, o hacernos, por último, acompañar de alguien que a nuestro lado nos vaya explicando paso por paso aquello que ha tenido que estudiarse previamente.
Claro, eso sería así si no existiese ninguna otra alternativa. Pero ésta existe y en mi ánimo está pensar que resulta ser la mejor.
Aquellos de nosotros que no hayamos elegido ninguna opción de las que hablaba antes, tiene siempre a su disposición el inefable apoyo y asesoramiento de Enrique Gallud Jardiel. Porque vamos a ver si no. HISTORIA CÓMICA DEL ARTE es una guía turística y cultural que no tiene precio. Porque como dice el eslogan de un programa televisivo -que en su caso viene a ser parecido-: “Ya conocemos las noticias, ahora vamos a saber la verdad”.
Y eso es lo que ocurre con HISTORIA CÓMICA DEL ARTE, que después de que los libros de Historia nos digan esto y lo otro, lo oficial y lo académico, llega Enrique Gallud y nos cuenta la verdad de todo ello, la auténtica, la genuina, y no podemos parar de sonreír ante aquello que siempre se nos ocultó y que Enrique ha tenido a bien mostrarnos y hacernos recapacitar al mismo tiempo.
Que además de aprender, vas a pasar un rato entretenido y fantástico, eso está asegurado.
Enrique no hace más que producir libros que alegran la vida y nuestro tiempo de ocio, que cultivan el gusto por la “humorada” y por la cultura, y que nos permiten disfrutar de la literatura y de las bellas y hermosas palabras que Enrique siempre tiene a mano y que las dispone en sus tramas para uso y disfrute de sus lectores.
HISTÓRIA CÓMICA DEL ARTE lleva el sello inequívoco de Enrique Gallud Jardiel, un sello de calidad que supera cualquier auditoría que se le aplique.
Enrique nos acerca con cada uno de sus libros, a la maestría del humor fino y la ironía, que tanto arte y excelencia debe tener el autor que quiera atreverse con ello.
Y Enrique se atreve y hace pero que muy bien, pues es un gran profesional en este arte tan difícil, pero a la vez tan reconfortante.
Como siempre, Enrique Gallud Jardiel se supera a sí mismo.
Con HISTORIA CÓMICA DEL ARTE, ha subido un nuevo peldaño de calidad en el arte de escribir y de contar historias. Una guía del arte como ninguna.
Confío en que alguien tome nota de esta reseña y abogue por el hecho de que HISTORIA CÓMICA DEL ARTE debiera estar presente y con total obligatoriedad, en todas las recepciones de museos, ruinas y monumentos con pasado.

                                                                 Copyright © Faustino Cuadrado


domingo, 27 de agosto de 2017

Reseña literaria libro PECADOS , por Enrique Gallud Jardiel

Faustino Cuadrado Valero: «Pecados. Secretos inconfesables de una familia poderosa». AMAZON 2017.


https://www.amazon.es/PECADOS-Secretos-inconfesables-poderosa-venganza-ebook/dp/B074KM24P6/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1503840247&sr=1-1&keywords=faustino+cuadrado+valero




Reseña literaria: por Enrique Gallud Jardiel

"Contar bien una historia es muy difícil. Contar bien muchas historias a la vez es extremadamente complicado y muy pocos pueden hacerlo con soltura, no digamos con maestría. Por eso es tan difícil el cultivo del género de la saga familiar, de la novela grupal, de las vidas entremezcladas. 
¿Cómo conseguir saltar de una sub-trama a otra sin que el lector se sienta defraudado por abandonar a los personajes que le interesaban para centrar su atención en otros nuevos y desconocidos? 
¿Cómo alternar adecuadamente las sucesivas narraciones para que no se olviden los detalles necesarios, para poder retomar sucesivas veces una historia que se dejó interrumpida? Y, sobre todo, ¿qué hacer para mantener no sólo el interés, sino también el equilibrio entre lo que les sucede a diversos personajes? Estas son las preguntas clave cuya respuesta debe tener un gran escritor, si quiere que se le considere como tal. 
Faustino Cuadrado Valero posee estas cualidades y un extremado dominio de la prosa, como para tener pleno éxito en este tour de force narrativo que es «Pecados».
El autor tiene otros libros destacados en su haber, entre ellos «El último hogar que nos queda», «Los amantes infinitos», «El reino de Akaba» y otros, que tuvieron muy buena acogida en su momento y que pertenecen a géneros distintos, lo cual dice mucho de un escritor. Significa, en primer lugar, que el éxito de un libro no le lleva a repetirse y, también, que su curiosidad intelectual y creativa le impele a explorar nuevos campos. Ahora bien, hay mucha gente que sabe hacer bien una sola cosa, pero para poder tocar géneros distintos hay que dominar muchos registros literarios y tener una profunda visión de las cosas: se ha de ser —por así decirlo— un escritor «completo», como Cuadrado Valero lo es.
No desvelaré episodios, datos ni personajes de esta novela grupal. El tema es apasionante de por sí, uno de los eternos e inagotables: la maldad humana, vista en múltiples facetas y ambientada en diversas situaciones. Cada miembro de la familia protagonista tiene su submundo propio, su vicio personal, su pecado preferido. Odio, ambición, codicia, lujuria, todos ellos sentimientos indeseables en la vida real pero muy atractivos, apasionantes en la ficción, que nunca gira en torna a la placidez sino al conflicto y, mejor aún, al mal.
El autor nos habla de eso: de la maldad humana con la que todos tenemos que convivir; y lo hace con gran habilidad, contando la historia como se debe contar, sin juegos literarios que distraigan ni falsos tópicos. Lo hace con honestidad y con gran oficio, con un magnífico dominio de la prosa. Y teniendo siempre en mente al lector. No es un obra escrita para hacer gala de lo bien que está escrita, sino para que el lector disfrute de un buen libro y desarrolle ansia de leer otros igualmente notables. No hay mejor campaña en pro de la lectura y la cultura que un gran libro. Y éste lo es."